Sentimientos

 

Imagen58

                                     Morir

                                Aunque quiera yo morirme, no podría.
                                Así como este ramo de perfumadas flores
                                que en esta noche de dolor, sombría,
                                se marchitaron y perdieron sus colores,
                                así asumía yo, que pronto moriría.

                                Morir como muere, sin esperanza, el día;
                                como muere una triste flor en el desierto;
                                como se muere, de dolor, mi poesía;
                                como murió tu amor, tu amor incierto;
                                así como se muere después de la agonía.

                                He vivido vencida, rota, destrozada
                                y, cada noche entregándome a la muerte;
                                he perdido tu sonrisa y tu dulce mirada,
                                aquella inmensa dicha de tenerte
                                y la hoguera del placer de ser amada.

                                En cada amanecer, insomne, fría y  yerta,
                                me preguntaba, sin entender siquiera,
                                por qué razón no amanecía muerta;
                                quería morir antes que el sol saliera
                                pero salía el sol y, yo despierta.

                                Pero hoy al padecer lo profundo de tu huella,
                                al fin he comprendido por qué sigo con vida
                                y una pregunta, obvia, en mi mente destella:
                                ¿Cómo puede morir quien ya no tiene vida?
                                …………………… ¡Te quedaste con ella…!

                                ©Paty RodrígueZ

                         

 Imagen5

 

              Hoy mi amor
      
 
      Hoy mi amor, el viento me ha hablado;
      me ha traído susurros con sabor a arena,
      sal y brisa marina. Hoy mi amor, he llorado
      al sentir en mi piel de tu ausencia la pena.
      Hoy mi amor, te he presentido.
      Me buscas, sé que existes…y tu aroma
      a lomos del viento me has traído,
      y ha acariciado mi piel, ¡de qué forma!
      Hoy mi amor, el viento me ha hablado.
      Te quiero…entre las hojas que anuncian
      la primavera. Te quiero, a través del canto
      de las aves. Te quiero, al oído suave me acaricia.
      ¡Oh mi amor! ¡Cuánto lo he deseado!
      Y hoy por fin, el viento me lo ha gritado.
      Generoso elemento del amor aliado,
      Cómplice de amantes de la distancia atrapados.
      ¡Oh viento querido! ¡Ve y grítale a mi amado!
      Que le extraño, le deseo y le necesito.
      Dile que le quiero, que miles de veces le he soñado.
      Y hoy gracias a ti, viento querido la esperanza ha renacido.
      Dile viento querido, que cada día te buscaré
      para leer en mi piel de tu brisa los mensajes.
      Cada día contigo mi sonrisa y un te quiero le mandaré
      hasta que llegue el momento de dejar de soñarle.
======================================
 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s