DULCES MENSAJES DE JESUS

 Mensajes ….DE JESUS  PARA TI

Este año te pido Mi Jesús,
sáname, hazme ver lo que no veo, ayúdame a oírte.

Busqué tanto sin encontrar y aprendí una de las mejores
lecciones:

estás en la intimidad, gracias porque siempre estás en ese
lugar,
ahí donde estamos solos.

Algo está cambiando. Estoy empezando a creerlo más que nunca.

Me estás cambiando. Me siento menos manejada. Menos compulsiva.

Menos codiciosa…… Y menos vacía.

Siento que quiero quedarme aquí y vivir en tu amor

La verdad termina este año y empiezo el otro sabiendo

que definitivamente no sería lo mismo sin ti “lo mejor está por
venir”, estoy convencida que SI.

Gracias por insistir tanto en amarme y no cansarte de repetir
hasta que lo entiendo….. que tengo todo lo que necesito para vivir………..
Te tengo a TI !

Encomienda a jehova tu camino...

 

Jamas quiero contemplar solo lo oscuro de este día e ignorar los

bellos atardeceres. Hoy quiero estar contenta y feliz, porque me amas

y me das bendiciones como el regalo de este nuevo día. Cuando espero

y descanso en ti, entonces el gozo que viene de tu trono inunda mi existencia

Dios en sufidelidad anhela producir en mi fidelidad y bondad.

Todo lo que Dios necesita es un corazón dispuesto

y el Espíritu de bondad quiere comenzar su trabajo de gracia en mi.

Clama a mí, y yo te
responderé, y te enseñaré cosas grandes y dificultosas que tú no conoces.
Jeremías 33:3.

Dios nos exhorta a orar.

Dicen algunos que la oración es un ejercicio de piedad que sólo influye en el
alma que la hace.

Nosotros afirmamos y sabemos algo más.

Nuestra experiencia desmiente tan incrédula afirmación.

Aquí, el Dios vivo, promete contestar a las oraciones de su siervo.

Clamemos a Él con fe, y no dudemos de que responderá a nuestro clamor.

¿El que nos dio oídos, no nos oirá?

Da Gracias al Señor, porque en El estas firme, pero no debes vanagloriarte de esta posición de firmeza,

porque tal firmeza no depende de ti solo como persona, sino del Señor, más lo que si depende de ti
es guardarte de no ser arrastrado por el error, porque puedes perder tal firmeza.
Debes entender que el único récord de tu vida que existe es el escrito por
Dios. Gracias por tu Santo Espíritu, quien  vive en  mí para guiarme.
 
 
 
                                                                                                   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Lo que Dios ha prometido

Dios no ha prometido
Cielos siempre azules,
Sendas cubiertas de flores
Durante toda nuestra vida;
Dios no ha prometido
Sol sin lluvia,
Gozo sin tristeza,
Paz sin dolor.
Pero Dios sí ha prometido
Fuerzas para el día,
Descanso de las labores,
Luz para el Camino,
Gracia para las pruebas,
Ayuda de lo alto,
Compasión constante,
Amor sin fin.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
                                                                                             
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 mujer descansa en la fidelidad de Dios
 
 
 
 
no tengo a donde ir solo a ti mi señor
 
 
Deja de preocuparte y bendicelo hoy muestrame favor oh Dios .. porque dare aguas en el desierto... Señor Gracias por amarme y protegerme yo confio en ti mi amado jesucristo Yo soy fortalecida con todo poder...
 
 

Secretos del Corazón de una Mujer

Cosas que no son dichas, solo pensadas y esfumadas.  Después de un día agotador, de corretear detrás de chiquillos, de los hijos o los nietos, qué cansada me siento.   Dicen todos que soy el centro del hogar, dicen que las cosas no son iguales cuando no estoy. Cuando me he enfermado dicen que me extrañan, pero ¿por qué será que me extrañan? A veces pienso que es solo para que cumpla mis deberes como me corresponden. Los oigo quejarse “la comida no tuvo sazón”. Me extrañan, cosa que no entiendo porque siempre como de último, para que los demás coman bien, y cuando me siento a comer ya todos han terminado y nadie se ha fijado qué había en mi plato. No escucho un “gracias” o un “lo apreciamos”.   ¡Qué agotado está mi cuerpo! Qué decir de mis manos, mis uñas que mal se ven, ya ni siquiera puedo ocuparme de ellas. A nadie parece importarle cómo se ven mis manos, mis cabellos, o mi rostro, o mis pies. Hay ocasiones en que quisiera volar, volar y volar.   Al contrario de la mujer virtuosa del libro de Proverbios, a la que todos en su casa alababan, tengo hambre de esas manifestaciones en mi familia. No es que busque llamar la atención o busque adulaciones, o halagos forzados para alimentar mi ego, lo que busco solamente son esas expresiones que llenen mi necesidad de mujer, la palabra de afirmación.   Quisiera decir que soy esa mujer que sufre callada para no alterar a nadie… nadie lo sabe.   Quisiera decir que no soy una mujer de hierro a la que nunca se le doblan las rodillas, que puede hacer mil y una cosas y que nunca se cansa.   Quisiera decir que soy una mujer que se emociona con las flores y las palabras de aprecio.   Quisiera decir que soy una mujer que necesita desahogar su corazón a cántaros, ya que muchas veces mis lágrimas de dolor ocultas, han sido mi pan diario.   Quiero decir que soy una mujer que necesita ser satisfecha en su necesidad de justicia, que tiene hambre insaciable de comer de ese Pan de Vida, que sacia y calma el alma herida   (San Juan 6:35, 51).   Ana de Irigoyen

 
arreglo margaritas
A veces, cuando nada marcha de acuerdo con lo esperado, y la preocupación es
quien reina.
 
Cuando el quebranto de lágrimas inunda nuestros ojos, y todo parece ser inútil.
 
Solo una cosa puede ahuyentar las lágrimas que queman y ciegan; alguien que
suavemente te eche el brazo por encima y susurre:  No te preocupes.
 
Nadie ha logrado descifrar por qué esas palabras traen tanto consuelo, o por qué
tal susurro hace que nuestras preocupaciones se despejen al instante.
 
Sin embargo, cuando los problemas nos dan la bienvenida, podemos olvidarnos de
ellos y dejarlos atrás.
 
Cuando alguien suavemente te eche el brazo por encima y susurre:  No te
preocupes.
 
El amor que procede de tan suave caricia; debe ser amor verdadero.
 
Podría ser que un abrazo así, a tu corazón no traiga consuelo.
 
Pero si el amor es el móvil, dulce consuelo encontrarás,
 
Cuando alguien suavemente te eche el brazo por encima y susurre:
¡No te preocupes!
 
 
 
 
 
Anuncios

4 pensamientos en “DULCES MENSAJES DE JESUS

  1. DIOS LES BENDIGA POR ESTOS MENSAJES QUE SON DE GRAN BENDICION PARA NUESTRA VIDA CRISTIANA. REALMENTE SON UNA GOTA DE AMOR QUE REFRESCA NUESTRA ALMA..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s